Entrenamiento militar con realidad virtual

Entrenamiento militar y policial con la realidad virtual.

Los avances de la tecnología nos han dado un nuevo mundo, donde se pueden llevar a cabo miles de nuevas ideas. Un ejemplo y el tema del artículo es recrear situaciones donde una sola decisión puede acabar con la vida de una o varias personas. Esta recreación de las situaciones permite una mejor toma de decisiones en la vida real, aprendiendo a lidiar con
los momentos estrés a los cuales deben acostumbrarse.
Debemos tener en cuenta la carga mental que se debe soportar ante una situación de riesgo, como un tiroteo, un rehén, una persona con pensamiento de matar o morir persiguiéndote, etc…
Además de mantener los protocolos, evitando el peor de los casos donde alguien debe salir herido para lograr controlar la situación. Para esto se les entrena mediante simulaciones que van desde un simple chequeo de rutina hasta una situación de vida o muerte. De tal manera que generen criterios adecuados para manejar las situaciones del día a día de la manera más
adecuada.


Simulación vs Realidad

Por otro lado, los entrenamientos virtuales permiten el ahorro de armamento, transporte, munición, papeleo e incluso tiempo, aunque una simulación no sea equivalente a una situación real, ayuda bastante a los reclutas a mejorar sus atributos, como la agilidad o los reflejos, esto se logra ver y se ha comprobado en personas que juegan videojuegos frecuentemente.
Es por ello que se puede pensar cómo se perfeccionaron los militares con simulaciones más realistas en la inmersa realidad virtual. Además de aprender de los típicos “errores de novato” los cuales pueden causar problemas si ocurren en la vida real.
Al igual que en el mundo laboral, no importa cuanta teoría o estudios se tengan, nada es comparable a la realidad, los verdaderos disparos, explosiones, sangre, dolor, miedo. En consecuencia cualquiera de estos factores, especialmente el último pueden afectar la concentración y poner en riesgo la operación. Pero esto puede ser contrarrestado con la simulación, permitiendo a los reclutas familiarizarse y no quedar bloqueados en dichas situaciones. 

Un ejemplo claro es el Oculus (un casco de realidad virtual) ha sido usado hace bastante tiempo por el ejército británico, haciendo uso de simulaciones como desarme de bombas, campos de tiro, sorteo de obstáculos, entre otros tipos de entrenamientos. Finalmente gracias a los avances, varios programas ya han implementado la realidad mixta, básicamente es la combinación entre el mundo físico y el mundo virtual. Por ejemplo ver hologramas en un campo de tiro, reemplazando los muñecos balísticos. Todas estas tecnologías y nuevas ideas podrán dar inicio a una nueva generación de soldados y policías, mejor preparados y con una mejor toma de decisiones en situaciones críticas.

Autor: Geison Steven Rojas Prieto

Editor: Carlos Pinzón

Código: UCRV-5

Universidad: Universidad Central

Fuentes:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *