Realidad virtual: el futuro es ahora

Con el pasar del tiempo la tecnología adquiere más fuerza en todas las áreas y etapas de la vida; es gracias a esto que los procesos se han simplificado surgiendo de esta forma la realidad virtual o también llamada ambiente virtual, que no es más que una simulación tridimensional en computadoras que proporciona información sensorial (visión, sonido y/u otros), con el propósito de hacer que el participante sienta que está en un “cierto lugar”.

Se puede entender que la Realidad Virtual se centra en diferentes aplicaciones que trabajan con la teoría de que un conocimiento se memoriza con mayor facilidad cuando se experimenta directamente que cuando sencillamente se ve o se escucha.

Con base al concepto anterior, podemos analizar las necesidades o condiciones que debe cumplir una instalación de Realidad Virtual. Para poder reconocerla como tal, una instalación de este tipo ha de cumplir ciertas condiciones, entre las que destacan las siguientes:

  • Simulación: es la capacidad para adoptar un sistema con tal similitud a la realidad, con el fin de hacerle entender al usuario de que representa una situación paralela a aquella. Dicho ambiente estará orientado por una serie de reglas, que no obligatoriamente son similares a las del mundo real.
  • Interacción: es la forma de tener el dominio del sistema ejecutado para que las acciones del usuario realicen modificaciones en el mundo artificial. Para llegar a esta interacción, hay una importancia considerable en la relación hombre-máquina, de la cual se puede enfatizar desde lo más básico como lo es el teclado y el mouse hasta llegar a otros accesorios con mayor tecnología como guantes o trajes con sistemas touch.
  • Percepción: podemos considerarla como la condición más importante de todas. Hoy en día los avances en Realidad Virtual se enfocan directamente a los sentidos del usuario (la vista, la audición, el tacto) a través de artículos que facilitan la experiencia (cascos de visualización HMD, guantes de datos etc.), sin embargo, es altamente viable que, en unos años, estos estímulos intenten llegar directamente al cerebro, y de esta forma anular los intermediarios sensoriales externos.

Este descubrimiento, que al principio nos puede parecer exageradamente futurista, posee un origen de hace tantos años que no lo podríamos imaginar. Se considera que uno de los más incipientes dispositivos de Realidad Virtual fue la reconocida Sensorama, una especie de máquina con un asiento incluido en su estructura que reproducía películas en tercera dimensión, emitía olores particulares y producía una serie de movimientos y vibraciones para hacer de esta la experiencia más real posible. Este invento nada más y nada menos salió a la luz a mediados de los años 50.

En la realidad virtual, se resaltan dos clases de interacción con los ambientes virtuales: el modo inmersivo, cuando el usuario literalmente se sumerge en el escenario que se ha simulado, utilizando los dispositivos especializados como hardware, y por otro lado el modo no inmersivo que también es llamado realidad virtual de computadora de mesa, y que básicamente consiste en que el usuario descubra y explore los ambientes virtualmente diseñados por medio de dispositivos de hardware conocidos hoy en día como display, mouse, tarjetas de sonido y parlantes, etc.

Aplicaciones de la Realidad Virtual en la Ingeniería y la Arquitectura

En la realidad virtual podemos encontrar amplias opciones de aplicación en las diferentes metodologías de enseñanza en carreras como la Ingeniería y la Arquitectura. En ciertos países con mayor desarrollo se resaltan prácticas comunes de investigación en los que intervienen grandes grupos de estudiantes quienes participan en experiencias de realidad virtual o en la creación de estas.

Existen muchas otras áreas de aplicación, pero especialmente la Ingeniería y la Arquitectura se han visto beneficiados con la práctica de la tecnología de realidad virtual, de donde podemos mencionar:  

  • Estudio de fenómenos, procesos y conceptos objetos de estudio en las disciplinas básicas como la Matemática, Física, Química, etc.
  • Estudio y creación de diseños virtuales en Ingeniería Mecánica, Industrial, Hidráulica, Civil y Arquitectura.
  • Entrenamiento en simulación de ambientes en Ingeniería Mecánica, Industrial, Química, Eléctrica e Hidráulica.

Tenemos en nuestras manos y a nuestro alcance simulacros virtuales que terminan siendo una herramienta científica poderosa, una manera de divertirnos novedosa, un canal de aprendizaje, formación y comunicación y un medio de expresión artística fuera de lo convencional.

Independientemente de los pensamientos que este tema despierta, la realidad virtual es una realidad, ya no es ciencia ficción y por fortuna está incluida en nuestro presente y seguirá rigiendo en nuestro futuro no muy lejano.

Autor: Ricardo Andrés Enciso Piñeros

Editor: Carlos Pinzón

Código: UCRV-8

Universidad: Universidad Central

Fuentes:

Vera Ocete, G., Ortega Carrillo, J. A., Burgos González M. A. (2003). La realidad virtual y sus posibilidades didácticas. Revista ética net, 2(2), https://www.ugr.es/~sevimeco/revistaeticanet/Numero2/Articulos/Realidadvirtual.pdf
Escartín, E.R. (1999). La realidad virtual, una tecnología educativa a nuestro alcance. Depósito de investigación Universidad de Sevilla. https://core.ac.uk/download/pdf/51408046.pdf

Stocksnap. (2016). Gente hombre chico bigote. [imagen]. Pixabay. https://pixabay.com/es/photos/gente-hombre-chico-bigote-2557494/

4 thoughts on “Realidad virtual: el futuro es ahora

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.