Metodología SCRUM

Actualmente con los cambios en la forma de trabajo, especialmente en la flexibilidad y el deseo de innovación, han permitido dar lugar a nuevas metodologías para llevar a cabo un proyecto, un ejemplo de lo anterior es la metodología Scrum, la cual se ha popularizado bastante entre los equipos de trabajo, debido a su facilidad de aprendizaje y su velocidad al momento de entregar el producto al cliente.

Dando lugar a revisiones mas detalladas del proyecto. Además de dar nuevas ideas que haya tenido a lo largo del sprint, este ultimo es el tiempo que transcurre entre las entregas del producto. 

Los tres pilares

La metodología se basa en 3 aspectos principales, además de los básicos en todo proyecto como por ejemplo la colaboración y la organización. Estos “pilares” son transparencia, es decir, los miembros del proyecto tienen un acceso completo a todos los datos del mismo, permitiendo un conocimiento total de cómo se encuentra y en qué dirección va el proyecto.

En segundo lugar tenemos la inspección, lo cual permite detectar errores, retrasos o fallos en el grupo de trabajo, mejorando estos aspectos para un mejor ambiente de trabajo y la correcta entrega del producto. Por último tenemos la adaptación, como su nombre indica busca que todo el equipo de trabajo pueda adaptarse a los posibles cambios en el proyecto, ya sean por parte del cliente o alguna idea de mejora que nazca en el propio grupo.

Roles de un equipo Scrum

Son 3 los roles que se deben tener en consideración, el product owner, el scrum master y el equipo de desarrollo. Debemos tener en cuenta cada uno de los miembros se organiza y responsabiliza de sus tareas asignadas. 

En primer lugar tenemos el product owner, es el contacto entre el equipo de trabajo y el cliente, además de dar un valor adecuado al producto en base al trabajo realizado, por esto mismo se centra en los negocios y la gestión del proyecto por medio de la asignación o priorización de tareas.

Pasamos al scrum master, se ocupa de aplicar la metodología Scrum, solucionando los problemas o contratiempos que pueda tener un equipo para la entrega adecuada del producto, puede ser considerado un simple apoyo pero en realidad es el cimiento en el que la metodología logra sus objetivos.

Por último tenemos al equipo de desarrollo, no necesariamente debe ser uno solo, pueden ser varios grupos con tareas diferentes, pero con el mismo objetivo de cumplirlas antes de finalizar el sprint, además la responsabilidad es compartida tanto para los logros como para los fracasos.

También existen otras actividades para que el desarrollo del proyecto progrese adecuadamente como la “sprint planning”, se realiza al iniciar cada uno de los sprints. Dejando claro cuales son los nuevos requerimientos y como se resolverán, obviamente las reuniones diarias para llevar un control de los avances del proyecto. Además de las revisiones adecuadas, para detectar problemas ocurridos en el o los sprints anteriores y evitar que ocurran nuevamente, mejorando significativamente el producto final.

Autor: Geison Steven Rojas Prieto

Editor: Carlos Pinzón

Código: UCRV-5

Universidad: Universidad Central

Información recuperada de:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *