Perros comparten comida con otros perros

La generosidad, incluso entre los miembros de la familia, se había considerado durante mucho tiempo como una característica específicamente humana.

Sin embargo, las ratas, los chimpancés y otros animales también presentan un comportamiento similar entre ellos.

Rachel Dale, Friederike Range y colegas del Instituto de Investigación Messerli en Vetmeduni Vienna, ya habían demostrado que los perros también comparten recompensas de comida con otros perros.

Usando una tarea de jalar barras, los perros entregaron las golosinas a los perros asociados, especialmente si ya los conocían.

Un nuevo estudio realizado por el equipo de investigación ahora utilizó una configuración de tareas más compleja para confirmar el comportamiento prosocial de los caninos.

El experimento demostró que los caninos seguían prefiriendo parejas conocidas. Sin embargo, la mayor complejidad de la tarea influyó en la preparación con la que ellos entregaron una recompensa alimentaria a otro animal.

animal cognition
Autier, D. (2017). Animal cognition. Eurekalert. https://www.eurekalert.org/multimedia/pub/52896.php

Reconocimiento de los objetos necesarios para dar golosinas

En lugar de tirar de una cuerda, los perros en el estudio reconocieron objetos especiales para entregar una recompensa de comida al otro perro.

Luego fueron entrenados para reconocer dos fichas más: una resultó en la entrega de una recompensa a un perro y otra que no.

Luego se realizaron tres experimentos para probar si los perros exhibían un comportamiento prosocial incluso en esta tarea más compleja y si entregarían una recompensa alimentaria a una pareja o no.

¿Los perros tienen que ver a los destinatarios para recompensarlos?

La configuración de prueba consistió en dos recintos. El perro de prueba fue entrenado para esperar en una ubicación específica en un recinto hasta que los investigadores revelaron un tablero que contenía las fichas.

El perro podría optar por entregar una recompensa de comida al perro receptor o no.

En la primera prueba, un perro familiar o un extraño se sentaron en el recinto del receptor. Los perros pudieron verse durante el experimento.

En la segunda prueba, el recinto del receptor permaneció vacío, pero el otro perro estaba presente en la sala de pruebas.

En una tercera prueba, los perros de prueba estuvieron solos en toda la configuración.

Al final de cada serie de pruebas, los animales donantes pueden recompensarse a sí mismos al tocar la ficha de alimentos.

Esto se hizo para asegurar que los perros permanecieran motivados y sin estrés y no se distrajerán con un perro desconocido.

Los perros siguen siendo caritativos incluso en tareas complejas

El experimento confirmó que los perros continúan presentando un comportamiento prosocial a pesar de la tarea más compleja.

Los perros mostraron claramente una preferencia por compartir la recompensa alimentaria con un perro familiar.

Los canes desconocidos fueron recompensados ​​casi tres veces menos que los familiares. Sin embargo, el mayor nivel de complejidad impactó la frecuencia general de la entrega de alimentos.

Esta influencia podría mostrarse entre los perros por primera vez comparando el experimento de elección de fichas con la configuración más simple de extracción de barras que confirma los resultados de pruebas similares realizadas con niños pequeños y chimpancés.

La presencia de una pareja hace que los perros sean más propensos a compartir

Los biólogos conductuales encontraron otra diferencia significativa con respecto a la pregunta de si la presencia de una pareja era importante para la motivación del perro de prueba.

Incluso cuando un segundo perro estaba presente en la sala de pruebas sin estar en el otro recinto, los perros donantes estaban más motivados para dar una recompensa alimentaria.

Cuando los perros de prueba estaban solos en la habitación, el número de entregas de alimentos disminuyó.

Este aspecto, conocido como facilitación social, no se pudo mostrar en el primer estudio.

La teoría de la facilitación social parte del supuesto de que los animales se desempeñarán más fácilmente en presencia de conespecíficos.

Dada una tarea más compleja, la presencia de un compañero parece jugar un papel más importante. También en este caso, los perros donantes preferían parejas conocidas. “Sin embargo, la diferencia fue menor que cuando hubo contacto visual directo. Por lo tanto, la facilitación social debería considerarse y controlarse con mayor fuerza en futuros estudios y en experimentos simples”, dice Range.

Autor: Brandon Bello

Editor: Luz Adriana Muñoz.

Codigo: UCP2-3

Leer más artículos relacionados aquí.

UNIVERSIDAD DE MEDICINA VETERINARIA – VIENA. (2017). Los perros comparten comida con otros perros incluso en situaciones complejas. Eurekalert. https://www.eurekalert.org/pub_releases/2017-01/uovm-dsf012717.php

SNGPhotography. (2016). Cachorro Hueso Perro Mascota[Imágen]. Pixabay. https://pixabay.com/es/photos/cachorro-hueso-perro-mascota-1502565/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *