Python, un lenguaje de programación para integración con bases de datos.

Python

Python es un lenguaje de programación interpretado de tipado dinámico que posee una sintaxis muy sencilla que puede usarse tanto para hacer software libre como software privativo. Se trata de un lenguaje de programación multiparadigma y disponible en varias plataformas.

Caracterísiticas

Al ser de tipado dinámico no es necesario colocar el tipo de dato de una variable, ya que este se comprobará en la ejecución del programa según el tipo de valor que le asigne (González, 2010). El ser un lenguaje interpretado significa que se ejecuta mediante un intérprete en lugar de traducir el lenguaje de código a lenguaje máquina. Al ser un lenguaje multiparadigma puede adaptarse a varios estilos de programación, por ejemplo, a la Programación Orientada a Objetos (POO) en la que los conceptos del mundo real se representan mediante clases y objetos. El ser un lenguaje de tipo dinámico implica no hace falta poner el tipo de variable de un objeto, al ejecutarlo el intérprete le asignará un tipo según su valor, sea numérico, de texto o booleano.

Tipos y estructuras de datos

Los tipos básicos de Python son: Números (enteros, de coma flotante y complejos), Cadenas de texto y valores booleanos (true or false). Python permite el desarrollo de tareas complejas ya que posee estructuras de datos como listas, diccionarios, conjuntos y secuencias de valores agrupados. Es un lenguaje de programación multiplataforma, es decir, nuestro programa puede correr en cualquier sistema operativo (a excepción de las librerías específicas de cada plataforma). Otra de sus grandes ventajas es que posee una sintaxis más simple y legible, que puede llevar a solucionar problemas en un tiempo reducido. Además de esto Python posee una librería estándar con una gran cantidad de módulos que cubren las necesidades de un programador, Pérez. I, Díaz. Y, García. R, (2014) describen a Python con un lenguaje con grandes fortalezas de la siguiente manera:  

“Una de las fortalezas de Python, y quizás la mayor, es la librería estándar con que cuenta. Con decenas de módulos cubre la mayoría de las necesidades básicas de un programador y mucho más. En esta se le da cobertura de forma muy intuitiva a tópicos como:  Cadenas, Estructura de datos, Funciones numéricas y matemáticas, Compresión de datos, Formatos de archivo, Criptografía, Servicios de los Sistemas Operativos, Comunicación entre Procesos, Manejo de datos de Internet, Servicios multimedia, Manejo de excepciones. Existen más de 40 tópicos en la referencia de la librería de Python por lo que se puede afirmar que es una de las más completas con que se cuenta en la actualidad, comparable con la de Java y .NET”.  (p.6)

 Python también cuenta con de la cadena de documentación (docstring) que es una variable con la que cuentan todas las funciones y clases y describe el uso y parámetros de estas que intervienen en detalle (González, 2010). Python implementó toda su librería estándar en el lenguaje C lo que hace que sus funciones primitivas sean bastante eficientes.

Reutilización de código

Python también se destaca por su capacidad para reutilizar código de otros lenguajes como C y C++. Mecanismos como Shiboken o Boost.python permiten envolver funciones y clases escritas en estos lenguajes. Esto es un gran punto a favor ya que los códigos en C y en C++ son los que más se encuentran en el software de hoy en día y permiten no tener código duplicado.

Resalta también porque posee herramientas de desarrollo integrado como: 1) IDLE: Posee resaltado de código y depurador. Entorno muy sencillo que se distribuye con los paquetes de Python para los sistemas operativos más comunes. 2) Eclipse con el plugin Pydev: Eclipse es una plataforma de desarrollo de aplicaciones llamada RCP. Pydev es un plugin multifuncional con depurador, resaltado de código, gestión de documentación, entre otras funciones que lo hacen ideal para la gestión de proyectos. Además de esto cuenta con una diversidad de servidores de aplicaciones y frameworks para el desarrollo de aplicaciones web, entre los que destaca Django que cuenta con un sistema plantilla útil para la elaboración de formularios. Hay otras herramientas que ayudan a Python a ser mejor, más versátil y cumplir con trabajos en tiempo más rápido, una de estas es Ipython. Por ser un lenguaje interpretado Python se ejecuta mediante un intérprete en vez de compilar el código a lenguaje máquina. Ipython se encarga de añadirle otras funciones al intérprete de Python como el: a) autocompletado, que nos muestra una lista de objetos con base a lo que estemos escribiendo, pulsando el tabulador lo que permite optimizar más tiempo b) operador que funciona al poner un símbolo de interrogación al final de un objeto para que nos muestra más información de este, entre otras. Los archivos Python en sistemas operativos se manejan de manera distinta según explica de la siguiente manera González (2014):

Windows: Si se utiliza Windows los archivos. Py ya están asociados con el intérprete. Al hacer clic las líneas de código que hayamos escrito se mostrarán muy rápido, para esto se añade una línea de código en la que se pone “Raw_input” que permite mostrar el mensaje hasta que pulsemos enter. 

Linux: Si se utiliza Linux además de agregar el “Raw_input” tendremos que añadir una línea de código al principio que inicie con los caracteres #! Seguido de la ruta del intérprete para que ejecute el código. En la especificación de la ruta se puede usar el programa env para preguntar al sistema por la ruta del intérprete.

Python en su repertorio posee listas, tuplas y diccionarios: Las listas vienen siendo lo equivalente a vectores y ofrecen mecanismos más cómodos para ser modificados a través de las funciones de clase correspondiente, estas se definen mediante corchetes y al igual que lo vectores el índice de elementos comienza en 0. Las tuplas son casi iguales que las listas, se diferencian en que estas se definen por paréntesis y su valor no se puede modificar una vez creada, en otras palabras, no poseen los mecanismos de modificación que si tenían las listas. Por último, están los diccionarios que relacionan a través de funciones tan útiles. Se pueden escribir sentencias condicionales en Python, lo que hace que cierto fragmento de código se ejecute si se cumple una condición establecida por el usuario. Entre estas sentencias se encuentran el if, else, elif y el “A if C else B”. El if se usa para que se ejecute una acción que va identada al if si la condición establecida junto al if se cumple. Else se cumple si no se cumple la condición que hay dentro del if, es decir, es una condición que se ejecuta en caso de que no se haya cumplido la condición establecida para que se ejecute la acción de un if. El elif funciona exactamente igual que un “else if” en otros lenguajes de programación, se miran las condiciones del if y si no se cumplen se pasará a mirar las condiciones del elif, que, si se cumplen, ejecutará el fragmento de código que tiene indentado, en el caso de que no sea así se ejecutará lo que diga el else. Por último, está el “A if C else B”, en esta C actúa como condicional que en caso de cumplirse devolverá A, si no es así devolverá el valor de B (González,2014). Además de las sentencias condicionales en Python también se pueden declarar bucles los cuales ejecutarán un fragmento de código cierta cantidad de veces si se cumple una condición establecida por el usuario. For y While son los bucles que utiliza Python. El while acciona un fragmento de código mientas que se cumpla la condición que se definió junto a él, mientras que, el for, se utiliza para repetir una secuencia. También podemos escribir funciones en Python, estas funciones son fragmentos de código con un nombre asociado que realiza ciertas acciones y retorna un valor, a estas las podremos llamar referenciándolas por su nombre y a su vez podremos establecer valores dentro de ella (si es que no se definieron ya, como un valor por defecto). En las funciones también podemos colocar un número variable de argumentos colocando un signo “*” que preceda al último parámetro de la función. Aquí es donde entran las cadenas de texto antes mencionadas “docstring” que nos informan sobre el uso y utilidad de una función.

Bases de datos de Python:

En Python se utiliza la base de datos DB-API. Como explica González (2010): lo primero que se debe hacer es establecer una conexión con el servidor de la base de datos mediante una función llamada connect. Esta devuelve un objeto de tipo connection el cual representa la correcta conexión con el servidor. Luego se establecen las operaciones que se quieren realizar mediante la creación de un objeto el cual se obtiene mediante el método cursor(). A través de este método se ejecutan las operaciones. 

Python es un lenguaje de programación con una sintaxis muy sencilla, lo que permite la legibilidad de su código y optimización al desarrollar aplicaciones de alto nivel. Es multifuncional, permite reciclar código de otros lenguajes y sus implementaciones son efectivas para trabajar ya sea en web o para optimizar aún más el proceso de construcción del código. Esto me puede servir para hacer el esquema(código) de mi aplicación de una manera más sencilla y rápida usando más que todo condicionales para que compare las condiciones que ponga el usuario (extensión. nombre, fecha, tamaño, etc.) con cada archivo para que los ordene de forma automática según estos atributos.

Autor: Miguel Angel Vargas Perez , Angel David Urrego Linares

Editor: Camila Duarte

Código: UCP1D-2

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *